Canal Beagle

Inspiración para intrépidos navegantes

Una de las características que hacen de Ushuaia un lugar excepcional es la combinación de las montañas con el mar: por un lado la Cordillera de los Andes, por el otro, el famoso Canal Beagle, también conocido como Canal Onashaga en lengua yámana que significa canal de cazadores o canal de onas. El estrecho encierra una gran biodiversidad, historia y paisajes asombrosos.

Navegar por el Canal es una experiencia necesaria en tu viaje a Ushuaia. En diferentes tipos de embarcaciones ya sea catamaranes, yates o veleros, y con varias opciones de recorridos, vas a poder admirar la ciudad y su entorno desde otra perspectiva, visitar las islas del Beagle, algunas habitadas por cormoranes, pingüinos y lobos marinos, y llegar hasta el emblemático Faro Les Eclaireurs. Todas las excursiones son acompañadas por guías profesionales.

El Faro Les Eclaireurs se encuentra a unas pocas millas náuticas de la ciudad. Suele confundirse con el Faro del Fin del Mundo, ubicado en la Isla de los Estados, a más de 200 kilómetros de la ciudad. Este último es de difícil acceso y no demasiado vistoso. En una visita guiada al ex-presidio vas a poder apreciar una réplica exacta del verdadero Faro del Fin del Mundo.

Si buscas aventuras, las excursiones en kayak o canoa por el Canal son ideales para vos. Vas a tener la oportunidad de sentir el mar de cerca y adentrarte en los rincones que conforman esta geografía tan particular e impactante.

El frío y su bravura pueden resultar intimidantes a la hora de sumergirse en estas aguas pero la recompensa lo merece: erizos, estrellas de mar, pulpos y centollas entre bosques de macroalgas, se esconden como tesoros bajo la superficie. Siempre con trajes especiales para bajas temperaturas y durante todo el año, el buceo es una actividad que está ganando cada vez más popularidad.

A 75 kilómetros de la ciudad, sobre la costa del Canal se encuentra Puerto Almanza, un pueblo de pescadores dedicados a la centolla y a los moluscos. Almanza te ofrece una amplia oferta gastronómica con productos locales y diversas actividades para disfrutar del Beagle.

Desde allí, si mirás la costa opuesta te vas a encontrar con Puerto Williams, otro pequeño poblado perteneciente a Chile. Algunas empresas de turismo ofrecen el viaje por el Canal hasta la isla vecina. Las excursiones parten un día y vuelven al siguiente.

Ya sea desde debajo del agua, navegando, o simplemente caminando por la costanera, el Beagle nos ofrece experiencias sorprendentes.