Parque Nacional Tierra del Fuego

Mar, montaña, valle, bosque y lagos… Tierra con historia

Si estás buscando conectar con la naturaleza y la historia de la ciudad más austral del mundo, el Parque Nacional Tierra del Fuego es el lugar ideal para hacerlo.

El parque protege 68909 hectáreas y es el único de la República Argentina que combina ambiente marino, boscoso y de montaña dando forma a la costa marina, lagos, valles, extensas turberas y magníficos bosques dominados por lengas, guindos y ñires. Todos estos ambientes forman un escenario singular con el aire más puro que pueda respirarse.

Este lugar encierra la historia de los yámanas, antiguos habitantes de estas tierras. Prestando atención, podés encontrar montículos de cholgas y mejillones, restos de su alimentación, conocidos como “concheros” que nos recuerdan que estas tierras están habitadas desde hace más de 10.000 años.

Acá vas a encontrar paisajes exuberantes y diversos, habitados por aves como el pintoresco cauquén marino, el pato vapor o el albatros ceja negra. Al adentrarte en los senderos es normal que te cruces con zorros grises y colorados, y que escuches el “tac, tac, tac” de un pájaro carpintero.

Hay opciones para todos los gustos, desde el bosque acogedor que te abraza con su aroma a ñire, hasta las impactantes aguas frías del Canal Beagle; desde senderos por la montaña hasta áreas de camping para relajarte cerca del río. Los senderos tienen diferentes grados de dificultad y están claramente marcados; es posible transitarlos ya sea por cuenta propia o en excursiones con guías de montaña. Estas excursiones guiadas pueden combinarse con actividades a remo en alguno de los cuerpos de agua que conforman el Parque Nacional.

Dentro del parque se encuentra la Bahía Lapataia. El nombre proviene del idioma yámana y significa bahía del bosque. Además de ser un hermoso paisaje, Lapataia es el final de la ruta 3; allí se encuentra el famoso cartel que indica los 3063 kilómetros que lo separan de la capital argentina. A través de un circuito de pasarelas vas a poder recorrer el entorno y disfrutar del aire fresco del mar mezclado con el bosque.

Una forma entretenida de recorrer una pequeña parte del parque, es en el famoso Tren del Fin del Mundo. Si contratás la excursión con una agencia, podés hacer algunos kilómetros a bordo del trencito y al llegar a la última estación ubicada dentro del Parque Nacional, los guías te esperan para descubrir los maravillosos rincones de este lugar.

Definitivamente, el Parque Nacional es una parada necesaria en el viaje al fin del mundo.

Tarifas

Primer día Segundo día
Tarifa general $2100 $1050
Residentes Nacionales $260 $130
Niños de 6 a 16 años $140 $70
Estudiantes Universitarios/Terciarios $130 $65
Residentes Provinciales $120 $60
Residentes Locales Sin cargo

Jubilados o pensionados, menores de 6 años, personas con discapacidad, acompañante de persona con discapacidad, agentes APN, atención protocolar, excursiones escolares esducativas, guías, coordinadores y tour líder: SIN CARGO

Comprá tu entrada de manera online

Cómo llegar

Mapa del Parque

+Info para visitantes