Ciudad de Ushuaia

Fin del Mundo. Principio de Todo.

Ushuaia se encuentra al final de la Patagonia austral, es el extremo sur de la Argentina, el fin del mundo o como la llaman algunos: el principio de todo. Está rodeada por el mar y por la cordillera; desde donde te pares podés llegar a ver alguno de los dos y sorprenderte con los colores y la inmensidad de la naturaleza presente en la ciudad.

Como capital de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Ushuaia es algo más que sus paisajes de valles glaciarios, turberas y bosques milenarios. La ciudad te ofrece recorridos urbanos y lugares para disfrutar de la cultura, la gastronomía y así adentrarte en la historia de este mítico rincón del mundo.

Un poco de historia

Antiguamente, la Tierra del Fuego estuvo habitada por los pueblos Selknam u Onas, Haush, Alakalufes y Yámanas. Estos últimos, nómades, se movían en canoas por las aguas del Canal Beagle y las islas del sur. Cuenta la historia que cuando los primeros navegantes europeos se acercaron a esta zona, vieron grandes columnas de humo por todas partes, lo que derivó en el nombre de la isla “Tierra del Fuego”.

Recién el 12 de octubre de 1884, en Ushuaia se crea la Subprefectura del mismo, perteneciente al Estado Argentino. A partir de allí y a través de diversas acciones, como la colonización
penal, Ushuaia comienza a crecer en población e infraestructura para convertirse en la pujante localidad que conocemos hoy.

Conocé más sobre la historia de Ushuaia

Recorriendo la ciudad

Salís a dar una vuelta por el centro de la ciudad y Ushuaia no deja de sorprenderte.

La costanera es un paseo tranquilo para caminar, andar en bici y de paso conocer un poco más sobre el fin del mundo. Empezando por la Reserva Natural Urbana Bahía Encerrada, un espacio natural, histórico, cultural y ambiente de nidificación de aves, vas a sentirte muy cerca de la naturaleza. Si cruzás la pasarela que encierra la bahía y le da su nombre, podés admirar la postal de Ushuaia desde otra perspectiva. En frente a la misma se encuentra el paseo de Antiguos Pobladores que contiene casas antiguas devenidas en museos, centro de exposiciones culturales y muestras itinerantes que nos transportan a otras épocas de Ushuaia.

Entre las curiosidades que se encuentran por la costanera está el Saint Christopher, emblemático barco varado en las costas del Beagle; el Memorial Islas Malvinas en homenaje a los caídos en la guerra; el Paseo de las Rosas; el paseo de artesanos y el mítico cartel que da la bienvenida a la ciudad del fin del mundo. Al final de este recorrido por la costanera llegás al muelle comercial y al Paseo Pioneros Antárticos.

Caminando por la calle principal o aledañas podés encontrarte con casas que mantienen su fachada original y han sido declaradas como monumentos históricos; son muestras del patrimonio cultural de la ciudad. Algunas de ellas ofrecen diferentes servicios, transportándote a tiempos lejanos.

Si preferís, podés conocer estos y otros puntos de interés en un city tour, junto a guías turísticos que acompañan el recorrido con su relato, ya sea en vehículos o a pie.

La calle principal llamada San Martìn concentra la mayor cantidad de comercios de todo tipo: restaurantes, agencias, souvenirs y más. Ahí vas a encontrar la Galería a Cielo Abierto que consta de 4 cuadras con circulación vehicular sin la posibilidad de estacionamiento. Es un paseo de compras con todo tipo de oferta.

Aproximadamente, a 15 cuadras del centro se encuentra el único shopping de la ciudad, al que se puede llegar en vehículo o a pie por un sendero peatonal que comienza en la calle Maipú y Yaganes.

Glaciar Martial

El glaciar Martial es el ejemplo de la inmediatez de entornos naturales en la ciudad. En menos de 10 minutos llegás a un sendero de montaña, a la orilla de un pequeño arroyo: parece un paisaje sacado de un cuento. La naturaleza allí es única.

¿Estás empezando a tener hambre después de tanto recorrido? En Ushuaia la oferta gastronómica es super amplia. Desde barcitos acogedores para tomarte un café hasta restaurantes con platos típicos como la centolla o el cordero patagónico.

Si algo tenemos claro, es que en Ushuaia hay opciones para todos los gustos y experiencias únicas que van a hacer de tu viaje un recuerdo para toda la vida.